10 de oct. de 2007

Ética, moral y valores



Ética, moral y valores

Los valores son un conjunto de creencias y actitudes personales, respecto a la veracidad, belleza o importancia de cualquier cosa. Encontramos los valores personales y profesionales.
Con respecto a los valores morales podemos decir que se encuentran sólo en actos humanos, los cuales deben ser concientes y libres.




Dentro de las características de los valores morales encontramos la dependencia (basados en el bien), polaridad (positivos o lo que es deseable, y negativos o lo que no debiera ser) y jerarquía.
Por otro lado, los valores morales se adquieren libremente, se escogen con una previa reflexión, deben ser apreciados y deseados, demostrados a los demás, incorporados en nuestra conducta y repetidos en la propia vida.


Respecto a la manera que se transmiten los valores encontramos que se adquieren mediante el origen, ya sea cultural, social o institucional, se aprenden durante toda la vida de manera gradual. Existen diferentes formas de transmisión dentro de las cuales tenemos el modelado o ejemplo, también el Laissez-faire que significa sin límites, además de la moralización mediante el discurso y por último existe la elección responsable donde yo elijo. Los valores son transmitidos principalmente por la experiencia de cada individuo, también por los padres y por los profesores.


¿Cuáles son los valores morales?



  • No agredir al otro.

  • Aprender a comunicarse.

  • Aprender a interactuar.

  • Aprender a decidir en grupo.

  • Aprender a cuidarse.

  • Aprender a valorar el saber cultural.

  • Aprender a cuidar el entorno.

  • Aprender a resolver problemas pequeños.

  • Aprender a admirarse y ser cordial consigo mismo.


Comentario


Los valores son parte fundamental en nuestras vidas, ya sea en el presente, como estudiantes y como personas, así como también en el futuro, como profesionales de la salud.
Decimos que los valores son parte vital en nuestra vida personal, ya que ellos son la base de nuestro actuar, de lo que decimos y reflejan nuestra manera de pensar. Además consideramos que son vitales en nuestra vida como futuros profesionales, ya que nuestra labor se sustenta en cuidar del otro, hacer el bien a los demás, por lo que debemos actuar en base a nuestros valores, lo que es correcto para nosotros, pero sin pasar por encima de los valores del sujeto del cuidado, teniendo en cuenta que tenemos que tener siempre una actitud de respeto hacia el otro, sin pasar a llevar sus principios.
No todos poseemos los mismos valores, ya que éstos son adquiridos a través de la experiencia personal de cada individuo, de la crianza que hayan dado nuestros padres o la educación impartida por los diferentes profesores que participaron en nuestro desarrollo escolar, por lo que debemos ser tolerantes con los demás, respetando la diversidad.
Lo más importante es actuar en base a lo que para nosotros es correcto y además es fundamental estar abierto a la adquisición de nuevos valores en nuestras vidas, con el fin de ser mejores personas cada día, hacer el bien a los demás y, conjuntamente en el futuro ser profesionales capaces de ponerse en el lugar del otro, que no agregan al individuo al brindar cuidados, sino al contrario, ayudarlo a que se sienta bien tanto física, psicológica y emocionalmente.
Además debemos servir de ejemplo tanto para las generaciones futuras, para inculcar los valores que debe tener el profesional de enfermería, como para los que ya son profesionales, para tratar de sensibilizarlos, ya que muchos se han vuelto fríos al interactuar con los pacientes y da la impresión que no sienten el dolor ajeno, por lo que es nuestro deber servir de modelo positivo para que así recuperen el sentido de nuestra labor. En conclusión debemos tratar de ser un modelo de bien para todos, con el único fin de brindar una atención de calidad que abarque todas las esferas que comprenden al ser humano.-